jueves, 18 de junio de 2015

Jurassic World: The park is open!

 Y aquí estoy, escribiendo una entrada que jamás pensé que escribiría. Años pasaron especulando sobre la posible Jurassic Park 4 y los rumores se propagaban como la pólvora en la última década con el auge de los blogs y las redes sociales. ¿Dinosaurios con armaduras de combate? ¿Los pterosaurios de JP3 atacando un campo de baseball? ¿Un apocalipsis dinosauriano invadiendo las ciudades?
Pero finalmente Colin Trevorrow aceptaba la silla de dirección y junto a Rick Jaffa, Amanda Silver y Mark Protosevich confeccionaban el guión. Todo bajo la atenta mirada de Steven Spielberg como productor ejecutivo!
Así tuvieron la idea de comenzar una nueva saga tomando como base la trilogía anterior pero con un nuevo punto de vista: Cumplir el sueño de John Hammond, es decir, abrir un parque de dinosaurios completamente funcional.

 El hype comenzaba a crecer con la apertura de la web del parque como si la web de Disneylandia se tratara. Te permitía investigar el mapa de la isla, descubrir las atracciones y averiguar datos sobre las 14 especies de dinosaurio que los científicos han recreado para el parque. Incluso podías personalizar un pase VIP para ver los velociraptores.

A partir de ahora, paso a desentrañar la película, personajes, dinosaurios y reptiles mesozoicos (errores y aciertos). Jurassic World se ha concebido como la primera entrega de una nueva trilogía, pero con un claro objetivo de homenajear a Jurassic Park, el inicio de toda la saga.

AVISO A NAVEGANTES ¡SPOILERS!

 LA ISLA NUBLAR

Como no podía ser de otra forma, comenzamos con el artífice de todo, John Hammond, quien un día soñó con un parque de dinosaurios. Los guionistas reservaban un cameo para el actor Richard Attemborought pero desgraciadamente falleció y se optó por homenajearlo en una estatua de bronce en el hall del nuevo Centro de Visitantes de Jurassic World.

InGen es la compañía que fundara John Hammond por allá en los años 80 y responsable de la construcción del primer Jurassic Park en la Isla Nublar. Ante la imposibilidad de abalar el parque en 1993 los acreedores se les echan encima y Hammond es relevado como director en favor de su sobrino Peter Ludlow. Éste pretendió rescatar de la ruina un anfiteatro en San Diego rellenándolo con dinosaurios de zona B, la zona de cría en la Isla Sorna. Después del incidente con un Tyrannosaurus rex suelto por San Diego, en 1998 la compañía Masrani absorve InGen pero se mantiene distante hasta el nuevo incidente en isla Sorna en 2002. Ahí inicia la construcción del nuevo parque en la isla Nublar que se mantiene abierto hasta el 2015.

En palabras de Ian Malcolm, "¿Podremos ver dinosaurios, en su parque de dinosaurios?". En esta ocasión se ha prescindido de los recorridos dirigidos en coches eléctricos y de las cercas eléctrificadas, todos sabemos como acabó todo aquello. Los dinosaurios se instauran ahora en grandes espacios abiertos donde vagan a su antojo, eso sí, cercados por grandes muros de hormigón para evitar fugas o estampidas indeseadas. Además de un gran acuario y un aviario, ausentes en la primera versión de la isla. La zona Norte se considera prohibida, en la que quedan las ruinas del primer parque y el centro de control desde el que se controla toda la isla.
De entre las atracciones destacamos los shows de alimentación del Mosasaurus o el Tyrannosaurus, un minizoo con crías de dinosaurios con las que los niños pueden jugar o montar como en el caso de pequeños triceratops, o un paseo en la girosfera por el valle de los herbívoros.

Si hay algo emblématico y reconocible de Jurassic Park fue su enorme puerta de madera. Por ello, el primer trailer fue muy criticado por mostrar una puerta digitalizada. Pero puedo deciros que en la película es totalmente física, es más, dicen que es la original de Jurassic Park. Pero esta vez nada de acceder por jeeps, sino por un sofisticado monorrail (entónese con la cancioncilla de los Simpson).

Estas imágenes son fácilmente reconocibles para cualquier fan de Jurassic Park. En un momento de la película los niños de turno encuentran el centro de visitantes, hoy consumido por la selva. Allí Pueden observarse los restos de los esqueletos del hall, de la pancarta que terminará convertida en antorcha o del mural del Velociraptor y los Parasaurolophus del restaurante. Además de las gafas de visión nocturna que conservaban la carga 22 años después.

Otro de los momentos homenaje es el descubrimiento por parte de los chicos de los jeeps a gasolina de la primera película. De alguna manera, logran cambiar la batería de uno a otro y pueden hacer funcionar el vehículo 029, que se usa para llevar a Hammond y Genaro desde el helicóptero al centro de visitantes, encontrándose con el Brachiosaurus de por medio.

Si hay otra escena muy recordada es cuando Alan Grant, Tim y Alex trepan por la vaya desconectada del parque. En Jurassic World todavía existe la verja, rota y por supuesto no electrificada.

Todo lo referente a Jurassic Park está prohibido en Jurassic World. El técnico informático de esta entrega, que redime un poco el papel de Dennis Nedry,  es reprimido por llevar una camiseta del antiguo parque por falta de respeto a la víctimas.

LOS PERSONAJES

La pareja. En Jurassic Park contábamos con el paleontólogo Alan Grant y la paleobotánica Ellie Sattler, ambos manteniendo una relación que si bien no nos proporcionó ni un beso en pantalla. En Jurassic World ocurre lo contrario: tenemos dos personaje antagónicos, Owen Grady y Claire Dearing, que con el paso de la película y su química aumentando, nos regalan un beso made in Hollywood.

El actor de moda de Hollywood, Chris Pratt, se pone en la piel del protagonista Owen Grady. En Jurassic Park por un lado teníamos a Alan Grant, el paleontólogo y hombre de acción, y por el otro a Ian Malcolm siendo el carisma personificado. El personaje de Owen es una combinación de ambos, un ex militar que entrena Velociraptores con un peculiar sentido del humor. Si bien el personaje cumple perfectamente, se rompe la difusión de la paleontología y la profesión que tantos niños tomaron inspirados por la primera película.

Bryce Dallas Howard interpreta a Claire Dearing, la nueva directora del parque. No tiene nada que ver con Ellie Sattler excepto que son la protagonista femenina de la película. Claire empieza vestida de punta en blanco para acabar con la camiseta anudada como cierta paleobotánica. Eso sí, antes muerta que sencilla: No se baja de los tacones en toda la puta peli!!

¿Quién no recuerda esta mítica escena? Alan Grant atrayendo al Tyrannosaurus bengala en mano. Pues en esta ocasión, Claire Dearing subida a sus tacones, libera a una vieja conocida para que recupere el trono de la Isla Nublar.

Los niños han sido una constante en toda la saga. Si teníamos a Tim y Alex en Jurassic Park, a la hija de Malcolm en el Mundo Perdido y a Eric Kirby en JP3, en Jurassic World volvemos a los orígenes: una pareja de hermanos. Gray, el hermano menor, recupera el papel de niño repelente y friki de los dinosaurios mientras que el mayor, Zach, es una hormona con patas que sólo ve tetas y culos. Paralelamente a la original, son dos hermanos condenados a entenderse y si Alex y Tim eran nietos de Hammond, estos niños son sobrinos de Claire Dearing.

Y si Alex y Tim tuvieron que hacer frente al atque del Tyrannosaurus dentro de un coche por atraerlo con una linterna, Zach y Gray paralelamente se enfrentan al Indominus rex dentro de la Girosfera por culpa de un smartphone.

 B.D. Wong es el único personaje que repite de la película original. El Dr. Wu, que aparece en la célebre escena del nacimiento de un Velociraptor en Jurassic Park, es ahora el encargado del laboratorio de genética en Jurassic World. Campando a sus anchas y sin que nadie le ponga las restricciones como hacía Hammond, ha llevado la manipulación genética a otro nivel.

 Vincent D'Onofrio da vida a Hoskins el villano humano de la cinta. Militar que trabaja para la división de InGen a la sombra de Masrani, cuya obsesión es usar a los Velociraptores como arma de destrucción.

LOS DINOSAURIOS Y REPTILES MESOZOICOS

Como ya he dicho, soy paleontólogo de profesión. Por último, y no por ello menos importante, os voy a hablar de los animales del parque. Sé perfectamente que es una película de ciencia ficción y por ello no pretendo criticar ni echar por tierra la película. Pero de vez en cuando conviene tener los pies en la tierra y saber la base de realidad de estas fantásticas criaturas. Esto no es un paper ni un blog científico, por lo que procuraré usar una terminología fácil y sencilla para que nadie se pierda en conceptos anatómicos.

Seguramente todos recordaréis a Mr. ADN, que también hace un breve cameo en el nuevo centro de visitantes. En Jurassic Park nos explicaban que extraían el ADN de mosquitos fósiles y completaban la secuencia genética con ADN de rana. Esto originó el hermafroditismo de los dinosaurios. Pues bien en Jurassic World parece que han desarrollado otro mecanismo para extraer ADN de huesos fósiles sin la necesidad del ámbar.
De cualquier forma no son dinosaurios ni reptiles mesozoicos auténticos, sino híbridos.
El dr.Wu lo dice en la película: "El público no quiere dinosaurios reales, sino dinosaurios más grandes".

Y llega la paranoia colectiva! Si en anteriores entregas el Tyrannosaurus rex y el Spinosaurus aegyptiacus eran los gallitos del corral, en esta entrega tenemos otro malo malote: el denominado Indominus rex, un híbrido genético. Antes de que nos subamos por las paredes, en Jurassic Park nos dejan claro que usan ADN de dinosaurio hibridado con ADN de anfibio, utilizando para la clonación huevos de emú y avestruz. Por lo tanto esta recombinación produce animalitos parecidos a dinosaurios pero que NO son dinosaurios.

La película empieza con la nacimiento del híbrido. Lo que más llama la atención es la forma que tiene de romper la cáscara con las falanges. Bien es sabido que las aves ¡Oh sorpresa! las aves son dinosaurios (Terópodos avianos si hablamos con propiedad), rompen el cascarón utilizando el pico. De la misma forma nacía el Velociraptor en Jurasic Park usando el morro. Creo que aquí sí que se han columpiado y se han pasado con esto del malo malote (o mala malota más bien) del cuento.

La Fórmula de la Coca-Cola: El ADN base del Indominus rex pertenece al Tyrannosaurus rex, con el correspondiente ADN de anfibio además de material genético de sepia que le permite camuflarse pareciendo invisible (como hacían los Carnotaurus en la novela de Michael Crichton). La página web del parque revela otra parte de la fórmula, añadiendo al dino-monstruito ADN de 4 grandes dinosaurios carnívoros: Carnotaurus sastrei, Giganotosaurus carolinii, Majungasaurus crenatissimus y Rugops primus. Y por si fuera poco el mejunje genético, en la película establecen que también tiene ADN de Velociraptor (mongoliensis presumiblemente) puesto que se comunica con la cuadrilla raptor.
El Indominus rex resultante en una carnívora (puesto que es una hembra) albina y de gran inteligencia, locomoción alternate bípeda-cuadrúpeda, osteodermos (placas óseas en las escamas) impenetrables a balas corrientes, capaz de camuflarse y cambiar su temperatura, garras con dedos oponibles (capaz de agarrar cosas) y una obsesión destructiva, porque la pobrecita se ha criado sola. Bueno, bien es sabido que animales aislados desarrollan conductas agresivas, hasta ahí tira que te va. Sólo que en la película insinúan que cuanto más inteligente es un animal, más destructivo.

Una vez más, los Velociraptores toman protagonismo. Por primera vez vemos variación intraespecífica (más allá de aquellos filamentos en la cabeza en JP3), y han criado una manada con dos machos y dos hembras. Aunque Blue, Delta, Echo y Charlie presentan una silueta muy reconocible para los fans de la saga, poco tienen que ver con el Velociraptor mongoliensis de verdad. Para empezar, el Velociraptor pertenece a un grupo de dinosaurios conocido como Dromaeosáuridos caracterizados a grandes rasgos por ser ágiles carnívoros, con una garra muy desarrollada en la segunda falange del pie y estár recubiertos de plumas. Cuando Crichton escribió la novela a finales de los 80, existían dos especies de Velociraptor: una más grande y norteamericana y otra más pequeña en Mongolia y Crichton se decantaría por la primera por ser más terrorífica. Años después se demostró que correspondían a especies diferentes: La norteamericana Deinonychus antirrhopus y Velociraptor mongoliensis la especie asiática. Ello, sumado a la obsesión de Spielberg por los animales agrandados, produjo en 1993 Velociraptores de dos metros en Jurassic Park.
Anatómicamente, Velociraptor era mucho más pequeño, entorno al medio metro. Destacar la ausencia de plumas en los ejemplares peliculeros, aceptable en los 90 pero a día de hoy hay fósiles que evidencian que el cuerpo de estos animales presentaba plumas complejas. También hay que citar las "manos de pianista", es decir, en la película tienen las manos colocadas con la palma hacia abajo que les permite mover la muñeca de arriba a abajo, por ejemplo, para abrir puertas. Sin embargo, estos animales deberían tener las manos con la palma mirando hacia dentro cuyo movimiento sería de izquierda a derecha y no de arriba a abajo.

Otro motivo de polémica son los Velociraptores "amaestrados". En la película explican que es resultado de la impronta que se les deja en el momento de la eclosión como señalan en Jurassic Park, que genera una relación de Alfa-Beta entre el personaje y los dinosaurios. Tampoco es tan raro, desde la antigüedad se han controlado aves rapaces para la cetrería y no por ello dejan de ser animales salvajes. Vamos, que no puedes achuchar halcones por muy bonitos que sean. El amaestramiento es lo que se hace con los papagayos en los parques zoológicos para que monten en bicicleta, que es algo diferente. Pongo una imagen del Black Jaguar White Tiger Foundation que se dedica a rescatar grandes felinos de circos y gente irresponsable. A la vista está que los grandes depredadores pueden generar un vínculo con una persona y no por ello perder el instinto animal.

Otra nueva incorporación al parque son los grandes Apatosaurus ajax, que toman el relevo del portentoso Brachiosaurus que vimos en la película original y del Mamenchisaurus del Mundo Perdido. El problema de esta reconstrucción es el denominado "cuello de cisne", es decir, el ángulo del cuello es demasiado elevado y de tenerlo así el animal estaría esnucado. En realidad estos colosales herbívoros tendrían el cuello en posición más paralela al cuerpo, lo que le otorgaría una silueta menos "cheposa".

Seguimos con los homenajes a Jurassic Park. Todos recordamos al Triceratops enfermo mientras Ellie Sattler le diagnosticaba intoxicación alimentaria. En esta ocasión los dos protagonistas se encuentran con un Apatosaurus moribundo.

Si hay un herbívoro que cobra protagonismo y que se mostró de pasada en JP3, es el Ankylosaurus magniventris. En mi sincera opinión la reconstrucción es bastante buena. Desplazándose en manadas, con el cuerpo acorazado y golpeando con la porra de la cola.

El Stegosaurus (presumiblemente armatus) regresa a la saga tras su aparición en el Mundo Perdido. La reconstrucción es totalmente digital y mucho más liviana que su contrapartida de 1997. A pesar de ello, muestra una manera de correr demasiado brusca para un animal de sus dimensiones. A destacar un momento en que un ejemplar descansa a la sombra de un árbol.

El Triceratops horridus es quizá el gran olvidado de la saga. Tras su escena en Jurassic Park, pasó sin pena ni gloria en El Mundo Perdido y estuvo ausente, salvo por un cadáver, en JP3. En Jurassic World también crían Triceratops, usando a la crías para que los niños monten sobre ellas como si fueran ponis (no sé yo qué seguridad tendra esto). Los adultos aparecen digitalizados en el valle de los herbívoros pero también muy de pasada. ¿Para cuando un combate T.rex-Triceratops? Eran dinosaurios que se enfrentaban en la realidad como muestran fósiles que evidencian dentelladas en huesos de Triceratops y cornadas en huesos de Tyrannosaurus.

El Parasaurolophus walkeri ha aparecido en las 3 entregas previas ya sea bebiendo de lejos en la charca o en estampida. Su momento más remarcable fue un ejemplar apodado "Elvis" siendo cazado en el Mundo Perdido. En Jurassic World aparece en el Valle de los Herbívoros de pasada y con nuevas coloraciones. A destacar el momento en que dos machos pelean con unos movimientos muy avianos.

Todos recordamos la estampida de los Gallimimus bullatus en Jurassic Park y corriendo reaparecieron en el Mundo Perdido. De la misma forma aparecen en Jurassic World, al trote y al galope. Anatómicamente volvemos a lo mismo que con los raptores, las incorrectas "manos de pianista". Otro fallo muy grande es que tengan dientes cuando no los había, sino que tenían un pico más similar al de los patos. El Gallimimus pertenece a un grupo de dinosaurios llamados Ornitomimosaurios, que significa imitadores de aves. Aunque no hay fósiles de Gallimimus con plumas, sus parientes próximos sí que las tienen. Asi que sin miedo a equivocarse, podríamos decir que era un animal emplumado.

Y aunque se hace esperar, por fin nos encontramos con la habitante más veterana del parque. La Tyrannosaurus rex de la primera película, vivita y coleando 22 años después. Anatómicamente, sólo podemos quejarnos de nuevo de las "manos de pianista". Respecto a si los Tyrannosaurus tenían plumas, es desconocido. Pero de la misma forma que animales tan grandes como el elefante tienen pelo en el cuerpo, no sería nada raro que tuvieran alguna pluma en el cuerpo.

En esta ocasión, nada de alambradas. El Tyrannosaurus rex tiene su propio recinto de hormigón armado con un cilindro acorazado para que los espectadores vean como merienda. ¿Cuál es el menú? Pues cabra, "¿Nunca has comido chuletas, niña?".

Aunque no hace acto de presencia, la plaza frente al centro de visitantes cuenta con un esqueleto de Spinosaurus aegyptiacus que protagonizó JP3. No hace muchos meses National Geographic presentó el aspecto definitivo de este dinosaurio con una nueva estructura mandibular, con la vela modificada y de locomoción cuadrúpeda. Radicalmente diferente al que nos presentó la película.

Aunque no aparece físicamente muy a mi disgusto, podemos ver en forma de holograma (perdón por la captura!) al Dilophosaurus wheterilli, ausente de la saga desde que se comió a Dennis Nedry. Podemos ver su carácterística vela así como su saliva venenosa. Ambas son producto de la ficción no presentes en los fósiles de Dilophosaurus, que en realidad era mucho más grande que el de la película.


Y aquí Godzillasaurus... perdón XD el Mosasaurus hoffmanii, el primer reptil marino de la saga y NOOOOOOOOOO un dinosaurio acuático. Teniendo en cuenta la proporción del tiburón blanco que se merienda (en honor a Spielberg), sale un Mosasaurio de más de 30 metros cuando sólo llegaban a la mitad. Ande o no ande, bicho grande en Jurassic World. Y la cresta dorsal tampoco parece que la tuvieran. Como detalle, agradecer los dientes palatales que le han colocado aquí a la colega.

El Pteranodon longiceps, que NOOOOOOOOOO  es un dinosaurio volador, hizo acto de presencia en el Mundo Perdido y regresó reconfigurado para JP3. Un diseño fue más o menos elegante pero con dientes, ¡Cuando no los tenían! Su nombre significa " ala sin dientes". En Jurassic World los crían dentro de otro "aviario" y de nuevo vuelven a cambiar de morfología y color, eso sí, esta vez sin piños. También parece haber dimorfismo sexual, con crestas más pequeñas para las hembras. Y de la misma forma que los dinosaurios carnívoros andan desprovistos de plumas, a los pterosaurios se les ha negado el pelo que recubría su cuerpo. En lugar de ello lucen escamas al sol. Eran animales de alimentación fundamentalmente piscívora, no se les habría ocurrido intentar llevarse volando a una cría de Triceratops como en la peli....

 El segundo reptil volador de la franquicia, que NOOOOOOOOOOOO es un dinosaurio, el Dimorphodon macronyx. Aquí a los animadores se les ha ido la pinza un poquito y han deformado el cráneo que junto con la ausencia del pelo, parecen la prole de Drácula.

Los Desaparecidos: En la web se publicitaban como pertenecientes al parque el Baryonyx walkeri, Metricanthosaurus parkerii, Suchomimus tenerensis, Edmontosaurus regalis, Microceratus gobiensis y Pachycephalosaurus wyomingensis. Tan sólo se hace referencia a este último en una cámara de seguridad y un hadrosaurio pequeño (no sé si Edmontosaurus o Parasaurolophus) puede verse en brazos de un niño en el minizoo. De los demás no se dice ni mú.

Los olvidados: Aparecen en otras entregas y teniendo su ADN y ejemplares en Isla Sorna, ¿Por qué no los tienen en el parque? Faltarían el Brachiosaurus altithorax, Comsognathus longipes (errónemente nombrado Procomsognathus triassicus), Corythosaurus casuaris, Dilophosaurus wheterilli, Spinosaurus aegyptiacus, Mamenchisaurus constructus y Ceratosaurus nasicornis.

PUNTUACIONES

Nota: Como paleontólogo un 5 raspado, hay muchos fallitos. Como amante de la ciencia ficción un 9 por devolverme a la isla que visité cuando tenía 5 añitos.
Lo mejor: La mayor variedad de animales mesozoicos.
Lo peor: Que el Indominus rex tenga tanto protagonismo.
El momento: El antiguo centro de visitantes. ¡Qué nostalgia!
La escena: El holograma del Dilophosaurus.

 Hasta aquí mi crítica. A pesar de ser un amante de estas películas y paleontólogo de profesión he intentado ser constructivo y no destructivo. Espero que esta guía os sirva de ayuda y ante cualquier pregunta, dejad un comentario.


6 comentarios :

  1. Muy buen post! ojala que el Doctor Alan grant e Ian Malcolm estén presente en JW2, seria genial verlo junto a Pratt, pero no creo, por que le quitaría el protagonismo a Owen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona por contestarte tarde!! Muchas gracias por tu comentario pero no sé si aparecerán puesto que alguno ya roza los 60 tacos y no sé si están para correr delante de los bichos jaja

      Eliminar
    2. Si Han Solo lo logró en SWVII ellos también

      Eliminar
    3. El logro le duró poco XD No estoy preparado para que un raptor se meriende a Alan Grant o a Malcolm

      Eliminar
  2. muchas gracias por tu entrada, muy buena, gran data con foto y todo muy dedicado y simple, pese al latin que cuesta un poco leer y es fascinante, hasta ese detalle has cuidado gracias mil, y tienes mucha razon que nostalgia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu comentario y perdona la tardanza en contestarte!
      Sí, los nombres en latín o griego a veces son un poco engorrosos jeje pero en ciencia, cuando designas una especie, ya sea hongo, planta, bacteria o animal se utiliza esta terminología taxonómica. Generalmente compuesta por dos palabras correspondientes a género y especie. Género es Tyrannosaurus y especie rex. Ambas palabras siempre se escriben en cursiva y la segunda todo en minúsculas. Algo más sencillo, por ejemplo nosotros, Homo sapiens: Género Homo, especie sapiens. Así con el Homo neandethalensis compartiríamos género tratándose de especie diferente.
      Espero haberte resuelto las dudas! ;)

      Eliminar